Editorial zut 1

0
10 enero, 2015 at 9:54 am  •  Posted in Editorial by  •  0 Comments

EDITORIAL

No traemos de la mano ninguna buena nueva -a no ser que todo nacimiento sea por sí mismo una buena nueva-, ni venimos a llenar ningún vacío -a no ser que el mero hecho de estar presente sea ocupar un vacío previo-. Tampoco pretendemos hacer ninguna declaración de guerra ni nos dirige otro afán que no sea el de ofrecer un escaparate donde el lector pueda asomarse para obtener unas cuantas impresiones sobre asuntos de muy diversa índole cultural. Somos ambiciosos en eso, desde luego: compartir una cabalgata de nombres propios, de sitios interesantes, de obras que nos parece deben destacarse, no deja de ser, en una época en la que la lluvia de nombres propios puede despistar a cualquiera, un acto de premeditada ambición. Nos ilusiona que ZUT se prolongue en cada número llevando a los lectores a esos espacios de los que la revista habla. ¿Cuáles son esos espacios? Cualquiera que por su excelencia, su rareza, su inteligencia o su vistosidad, merezcan alzarse a una actualidad menos artificiosa que la que insolentemente crea la maquinaria de los medios de comunicación. La curiosidad es el único motor que nos lleva a obras, nombres propios, hechos singulares que merecen la reflexión de un experto, a los que iremos dando cabida en las páginas de ZUT con afán a veces de descubridores y otras de simples testigos. ¿Qué tienen en común nombres como los del filósofo Boris Groys, el gran autor secreto norteamericano J.D. Salinger, la fotógrafa Francesca Woodman, el guionista Charlie Kaufman y el vanguardista Wyndham Lewis? Quizás una sola cosa: todos ellos interesan a ZUT. La cabalgata de nombres y el espectro de intereses de nuestra curiosidad nos ponen las cosas fáciles: el mundo es una plantación de obras y personajes destacables acerca de los cuales nos apetece conversar. Porque lo que se propone ZUT esencialmente es eso: iniciar una conversación que espera ser prolongada, apacible, llena de momentos divertidos y emocionantes, una conversación en la que podamos hablar de extrañas experiencias en trenes indios y de fotógrafos anónimos, de Holden Cauldfield y de cómo el turismo ha cambiado la fisonomía de las ciudades, por citar unos cuantos asuntos que comparecen en nuestro primer número. Idea era el concepto utilizado por Platón para expresar la existencia de un lugar donde las cosas encontraban un modelo mejorado de sí mismas: en ese sentido procuraremos que la nuestra sea una revista de ideas. ZUT es, entre otras cosas, el nombre de una pequeña isla situada en la costa dálmata. Una pequeña isla es lo que queremos ser, una pequeña isla en la costa de cualquier lector curioso, una pequeña isla donde encontrarnos al comienzo de cada estación para seguir hablando de asuntos importantes, de viajes insólitos, de nombres propios, de obras dichosas.

Leave a Reply

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.