Editorial zut 4

0
13 enero, 2015 at 4:25 pm  •  Posted in Editorial by  •  0 Comments

LA RESISTENCIA DE LOS MATERIALES

En la práctica comercial se denomina “personalizar” al acto mediante el cual se dota a un objeto de determinados rasgos distintivos para que quien pretenda ser su poseedor pague un sobreprecio. De esa forma, uno se señala mediante signos distintivos o peculiares específicos.

Pero, más allá de su personalización, también hay que contar con los materiales de los que se componen esos objetos, que son innominados, a veces fungibles como un billete de veinte euros. Estos materiales pueden ser de cualquiera, y por lo tanto no tienen dueño. Son como el idioma: es de todos, o sea, no es de nadie. Esto pasa con el papel que todo lo soporta -soporta hasta una novela de Dan Brown, hasta un discurso de…(póngase aquí el nombre que se apetezca)-. Su resistencia puede ser milenaria (y siguen susurrando sus secretos papeles que proceden del pasado enterrado), y nunca agónica. Es por eso que ZUT considera que la expresión “la resistencia de los materiales” ha tenido que ser, desde luego, inventada para referirse al papel, contrariamente a lo que se cree. Es cierto que aparece comúnmente asociada al hierro, a la madera de ébano, o al infumable metacrilato -cuyo inventor como bien sabía Woody Allen pena en el infierno por ello- pero ZUT tiene claro -y no es por romanticismo- que es el papel el que todo lo resiste, épicas subyugantes, fotografías guardadas en inencontrables cajones que al fin se encuentran, cuentos tristes que susurran un secreto, alegres que comparten unas risas, desencantados que nos convencen, el cine y la vida (Truffaut dixit), y hasta puede ocurrir que se escuche la música en los textos escritos sobre el papel. Sorprende, pues, todo lo que es capaz de resistir.

Con los papeles que regularmente os acompañamos, van una selección de nuestras filias y fobias -las primeras mucho más abundantes que las segundas: tenemos buen estómago- si de fanáticos del fútbol se trata; también de aquellos lugares adonde todos sin ninguna gana iremos y esa vez no de visita; al raro, descarado, incombustible Manuel Puig visto por Alan Pauls, los campus universitarios donde tantas novelas suceden y niños repelentes en la historia del cine y mujeres malas (todo un catálogo para misóginos), y algunas cosas más.

ZUT también aguanta porque tiene buenos amigos que nos leen, la resistencia de ZUT frente a los buenos tiempos para el mal gusto que padecemos, dirá acaso mucho de los materiales de los que están hechos quienes componen ZUT, es decir, fundamentalmente, de los amigos que nos apoyan. Desde aquí queremos alabar y agradecer los materiales de que están hechos todos nuestros amigos. Hay una expresión muy utilizada en poesía, sobre todo por los críticos menos laboriosos, que nunca hemos sabido qué quiere decir, se habla de “un misterio insondable”. Suena a una sonda que no funciona bien. A nosotros el título que hemos utilizado para el editorial nos parece mucho más poético, melancólico si se quiere, que esa tontería del “misterio insondable”. Y esto es lo que siempre quiere hacer ZUT, darle una vuelta de tuerca a la vida, a las personas y a las cosas, ir más allá de las apariencias, celebrar la vida en un cementerio, en unos nuevos poetas, en el antiguo grito del gol, en las sonrisas aviesas de las malas del cine. Bienvenido amigos, una vez más.

Leave a Reply

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.