Mi ciudad perdida

18,00

Ensayo

Páginas: 314

Precio: 18 euros

ISBN: 978-84-615-4993-1

Traductor: Yolanda Morató

Categoría:

Descripción

Mi ciudad perdida cumple un deseo que Francis Scott Fitzgerald nunca pudo realizar en vida. En distintas cartas a Max Perkins, su editor en Charles Scribner’s Sons, el escritor intentó persuadirlo entre 1934 y 1936, sin éxito en ninguna ocasión, para que publicase el conjunto de ensayos que ahora se traduce por primera vez al español. Siguiendo el deseo del novelista norteamericano más influyente y personal del siglo XX, la presente edición respeta el orden de los artículos que Fitzgerald seleccionó de entre sus muchas colaboraciones periódicas. Sobreponiéndose a las estrictas reglas del género –pues todos los textos fueron escritos para revistas como New Yorker, Saturday Evening Post, Cosmopolitan, Esquire y Bookman–, Fitzgerald se las arregló para ir tramando una red de hilos que tejen una suerte de autobiografía de escritor, en la que los ensayos más extensos giran en torno a la escritura de relatos de ficción y no ficción como único medio de subsistencia en el periodo que transcurre entre dos de sus grandes novelas, A este lado del paraíso (1920) y El gran Gatsby (1925), cuando trataba de labrarse una reputación en los círculos literarios estadounidenses.

Mi ciudad perdida es mucho más que una recopilación de ensayos circunstanciales. Es una fiesta de una de las inteligencias más despiertas y sensatas de una época que tuvo mucho de insensata, como la nuestra. Porque Fitzgerald fue, para quienes vinieron luego, más que un escritor, una época.

Francis Scott Key Fitzgerald (Saint Paul, Minnesota, 1896-Hollywood, California, 1940) fue el novelista estadounidense que mejor ilustró en sus artículos, relatos y novelas la amplia estela de la Era del Jazz.

Reconocido por clásicos como A este lado del paraíso (1920), El gran Gatsby (1925) y Suave es la noche (1934), Fitzgerald se convirtió en un referente entre los escritores estadounidenses del siglo XX. Tanto en sus obras de ficción como de no ficción el autor realizó unos finísimos retratos del héroe de la alta sociedad que se enfrenta a sus miedos y a sus tragedias personales. El retratista del fracaso, como es conocido, alternó agudas observaciones de la sociedad al tiempo que no olvidó el humor.

Zelda Sayre (1900-1948), con quien se comprometió en 1919, se convirtió en protagonista dentro y fuera de la escritura de Fitzgerald. Durante esta breve época, mientras trataba de labrarse una carrera como publicitario y reportero, Zelda lo rechazó como pretendiente. Sin embargo, tan solo un año después, Fitzgerald volvió a casa de sus padres en St. Paul y revisó The Romantic Egotist. Este manuscrito, previamente rechazado, gozó de gran éxito en su nueva versión bajo el nombre de A este lado del paraíso. Bajo un aura de éxito, la relación volvió a establecerse y se casaron una semana después de la publicación de la novela, que había aparecido el 26 de marzo de 1920.

La década de los veinte fue un interesante escenario para el desarrollo del Fitzgerald articulista. A pesar de que sus historias se han visto como meros ejercicios comerciales, muchas de ellas reúnen la esencia del autor en estado puro.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Mi ciudad perdida”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.